Qfwfq estuvo allí

El Universo, a lápiz

Luces de la ciudad

Posted by Qfwfq en 17 febrero 2009

Luces de la ciudad (City Lights) es una maravillosa película de Charles Chaplin de 1931. Es una película muda, a pesar de que el cine sonoro ya existía desde 1927. Chaplin renunció a la voz porque pensaba que le quitaba expresividad a sus películas; el pensaba (acertadamente) que su fuerza estaba en la imagen. En ella cuenta el amor de un vagabundo (Charlot) por una pobre florista ciega.

las_luces_de_la_ciudad1

En cierto modo, en estas páginas me veo algo como este último Chaplin (qué más quisiera yo que acercarme a su fuerza y talento). En estos tiempos, con los medios más modestos se puede hacer astrofotografía más que decente. Hace poco vi una magnifica foto de Saturno tomada con un teléfono móvil por mi amigo Ángel Sánchez que cualquier astrofotógrafo “químico” hubiese firmado hace muy pocos años. Mi amigo Fernando toma unas imágenes impresionantes con un modesto ETX 70 (el “lidlscopio”) y una webcam modificada. Y yo, me empeño en dibujar a lápiz, porque es la mejor manera que conozco de contar lo que siento cuando me paro a mirar por el telescopio.

Pero no era de esto de lo que yo quería hablar. Como se puede sospechar por el título, el tema para hoy era la contaminación lumínica. En cierto modo es como el malo de las películas de Charlot: gordo y feo, acaparador, sin escrúpulos, pragmático, que rapta a la pobre huérfana y la deja en la vía del tren atada por no acceder a sus deseos; moderno.

En nuestro caso, nos roba la visión de un magnífico espectáculo para que la veamos solo a ella. No conoce límites, todo sea en nombre del progreso y la seguridad. ¿En serio alguien se cree lo de la seguridad? El barrio en el que vivo, cuando yo era un crío, tenía unas farolas de esas de pantalla de chapa clavadas en un poste de madera con una amarillenta bombilla incandescente de 100 W en ella. había una farola en cada esquina, nada más. Y no era más inseguro que ahora.

la pobre huérfana abandonada en la vía es en esta ocasión los objetos de cielo profundo. Este fin de semana saqué el telescopio al patio para comprobar unos ajustes que estuve haciendo estos días, y se me ocurrió apuntar a M 35. Parecía un pálido cadáver, la visión era desoladora. Las estrellas apenas contrastaban contra el fondo, una pena. Pensé en hacer un dibujo y hacer otro desde un lugar oscuro para comparar, pero no me sentí con fuerzas. No soy Velázquez, no se pintar gente fea.

Definitivamente, el cielo de la ciudad se ha quedado para contemplar la Luna y los planetas nada más, una pena.

Esperemos que en un futuro, si todos colaboramos activamente, se pueda volver a disfrutar algo del cielo nocturno desde las ciudades. El uso de luminarias más eficientes, con los led ahora introduciéndose con fuerza como un paso positivo, apuntando al suelo; el uso de asfaltos y pavimentos menos reflectantes, que además son más adherentes; el uso sensato del alumbrado público y publicitario, con un horario de apagado para este último y una presencia menos agobiante para el primero, podría hacer mucho en este sentido. Y todos podemos colaborar, denunciando donde hay aún infames lámparas de globo, anuncios publicitarios alumbrando al cielo, alumbrado monumental encendido a unas horas en las que no hay nadie para mirar, etc.

Quien sabe, quizás algún día la cieguecita de la película pueda volver a ver, y reconozca nuestra mano cariñosa cuando la extendamos hacia ella, y nos pague con una sonrisa que valga un mundo.

About these ads

2 comentarios to “Luces de la ciudad”

  1. hardpaella said

    Hola colega!! Acá en Medellín estamos en la moda de iluminar los edificios históricos e importantes con reflectores verdes, rojos, amarillos, además las nuevas discotecas tienen como vicio promocionar sus fistas con estos reflectores tipo Batman pero no para llamar superhéroes, si nó borrachines,lo más terrible y horroroso. hasta donde hemos llegado? la gente ya no se sabe el nombre de ninguna estrella y ya es difícil a veces hasta para el propio venus… Ojalá vayamos implementando esas medidas que describes, creo que sería una buena iniciativa y una excelente campaña para este año internacional de la astronomía. Un saludo y por lo menos me queda que esta ciudad esta inmersa en un cañón que la obliga crecer sobre sí misma y a solo 40 minutos arriba en las montañas se tienen todavía esas noches de por lo menos 100w en cada esquina.

  2. Mel said

    En ocasiones bajo un gato pirata puede esconderse un gran filosofo que nos encandila con sus pensamientos al igual que las misteriosas lejanas estrellas.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: